El Envejecimiento Ocular Produce Cataratas en las Personas

Su aparición es más propensa a partir de los 60 años de edad

noticias gmsp emvejecimiento ocular

Las personas de la tercera edad sufren frecuentemente del envejecimiento del ojo producido por la pérdida de transparencia y flexibilidad del cristalino que se encuentra presente en el interior del globo ocular. A este padecimiento se le conoce como “catarata” y afecta directamente este lente natural que ayuda a enfocar imágenes con nitidez, causando discapacidad visual en grados variables. Así lo define el oftalmólogo Rubén Padilla, especialista del Grupo Médico Santa Paula.

Su aparición puede estar influenciada por otras enfermedades como la diabetes y la distrofia miotónica. También por otros factores como la exposición habitual a la radiación ultravioleta, uso prolongado del fármaco corticoide, consumo de tabaco y traumatismos oculares. Los síntomas de catarata que suelen presentarse son: la intolerancia a luz intensa, sensación de visión borrosa y en algunos casos percepción alterada de los colores.

Esta afección perjudica la agudeza visual y repercute en la calidad de vida de las personas al limitar sus actividades comunes como la lectura, conducir vehículos automotores, labores que requieran visión binocular con alteración de la percepción de profundidad, entre otras.

“El diagnóstico de esta enfermedad debe ser realizado por un oftalmólogo, bien sea en revisiones rutinarias o en pacientes que acuden a consulta con síntomas sugestivos. Este examen consiste en una exploración completa para determinar el grado de catarata que posee la persona. Es importante resaltar que se debe valorar cada caso de forma individual para establecer la actuación adecuada a seguir”, señala el experto.

Actualmente el único tratamiento para resolver la pérdida de la visión producida por la catarata es la cirugía debido a que no existen medicamentos o colirios que detengan la evolución o recuperen la trasparencia del cristalino. Esta patología no es urgente, y por tanto no precisa una intervención quirúrgica inmediata excepto en casos extraordinarios donde el oftalmólogo evaluará y valorará el momento adecuado para programar la intervención, según las condiciones individuales de cada paciente.

De acuerdo con el Dr. Padilla, la persona podrá tener una vida normal luego de una cirugía pero debe seguir algunas precauciones durante los primeros días:

  •  Deberá extremar las medidas de higiene para evitar una posible infección.
  •  Mantener un reposo relativo sin hacer esfuerzos bruscos o levantar pesos importantes.
  •  Podrá fijar la vista en la televisión, el computador y leer mientras que se encuentre cómodo y el ojo no le moleste.
  •  Cumplir con el tratamiento pautado (antibióticos y antiinflamatorios de uso tópico).
  •  Acudir a las revisiones que establezca su cirujano.