Noticias y Actualidad

El Vitíligo cambia la piel, no a la persona

El primer paso para combatir esta enfermedad es que los pacientes recobren el control de sus vidas y no dejar que los limite ni defina.

noticias gmsp vitiligo

El vitíligo es una condición que conecta a millones de personas en el mundo, cambiando la apariencia en la piel pero no a los individuos. Esto no debe ser un impedimento para continuar con un estilo de vida normal y vivir más allá de las manchas e n su piel.

Algunos de estos afectados, sucumben ante la presión por la belleza que está definida por los escenarios sociales, culturales, la época en la que vivimos, los medios de comunicación, entre otros. Por esta razón, es importante conocer sobre el vitíligo para saber cómo ayudar a las personas con esta enfermedad.

Causas y síntomas

El vitíligo se origina porque el organismo produce anticuerpos que destruyen los melanocitos (células que contienen la melanina que es el pigmento de la piel).

Esta patología la padecen hombres, mujeres y niños sin distinción de sexo ni edad, no se puede prevenir pero si se puede tratar.

Tratamiento

Por ser una afección crónica, no tiene cura pero existen diversos tratamientos como esteroides tópicos e inyectados, terapia inmunomoduladora y fototerapia que buscan la repigmentación de la piel.

Como la piel enferma no tiene pigmento, la excesiva exposición solar se puede traducir en cáncer de piel. Se debe utilizar protector solar a diario en las zonas expuestas, camisa manga larga y sombrero si es posible. Si desea disimular las manchas, puede usar maquillaje en zonas expuestas como la cara y las manos.

 “Siendo el vitíligo una patología crónica de difícil tratamiento, el paciente debe acudir al dermatólogo para decidir la terapia adecuada a aplicar. Hoy en día los mejores resultados en la repigmentación los observamos con el uso de la fototerapia UVB banda estrecha”,  indica la Dra. Marie Noelle Roche, Dermatóloga del Grupo Médico Santa Paula.
Las interacciones sociales y las relaciones personales.

Debido a las implicaciones estéticas de esta enfermedad, puede ocasionar en la persona la dificultad para relacionarse con los demás por temor al rechazo y a las críticas, baja autoestima, conflictos con la pareja y pensamientos de inadecuación.
Durante la infancia, pueden llegar a ser víctimas de burlas, rechazo o bullying, por lo que es vital la participación de los padres y de los representantes de las instituciones educativas para minimizar el rechazo y maltrato dentro de las escuelas.
“Debe transmitirse la información sobre la enfermedad a los estudiantes a través del personal escolar (directores profesores, maestros y psicólogos) y los padres deben convertirse  el principal soporte de sus hijos, estableciendo la necesidad de que reciba educación, ayudándolos a entender este padecimiento y a estimular la interacción con otros compañeros sin sentir vergüenza o menosprecio de sí mismo”, explica el Dr. Nicolás Malandra Flamminia, Psiquiatra del Grupo Médico Santa Paula. Asimismo, en el entorno laboral puede sufrir de problemas de adaptación, produciendo una sobre exigencia y bajo rendimiento en su trabajo.

Otro de los inconvenientes que padecen muchas de estas personas es su inseguridad y la tendencia a ocultar las lesiones con vestimentas, evitando así el uso de la ropa que realmente les gustaría lucir. De acuerdo con el Dr. Malandra es de suma importancia el apoyo de familiares y amigos para motivarlos a mejorar su seguridad y optimismo hacia la aceptación y mejoría de su condición.

“Los pacientes con vitíligo por lo general son marginados por la sociedad y muchas veces el entorno piensa que se trata de un padecimiento infeccioso y transmisible, lo cual es falso. En las redes sociales existen grupos pequeños de individuos con vitíligo pero es necesario crear grupos más grandes”, indica la Dra. Marie Noelle Roche.

Finalmente el Dr. Nicolás Malandra Flamminia recomienda a los pacientes:

  •  Aceptar su enfermedad y  acudir al médico.
  •  Buscar ayuda psicológica o psicoterapéutica a través de personas entrenadas para tal fin .
  •  Evitar el aislamiento y el rechazo de sí mismo para no sufrir de  ansiedad crónica y posteriormente de depresión.
  •  Continuar con la realización de todas las actividades cotidianas que realiza a fin de evitar ideas o pensamientos de inadecuación y minusvalía.